Estás en... home > salud > inhaladores

INHALADORES

26/12/2014

 

Estamos en invierno. ¿Puedo tener alergia? Sí.

 
 
Las ALERGIAS al polen pueden empezar en invierno. No sólo las Gramíneas que florecen en primavera son las causantes de los problemas alérgicos. También lo son las Arizónicas que sueltan polen en invierno. Con un poco de sol y algo de viento llegan a alcanzar largas distancias.
La alergia es un problema muy común y la mayoría de veces con fáciles soluciones. 


 
Aunque ALERGIA Y ASMA NO ES LO MISMO, las personas alérgicas suelen sufrir episodios asmáticos. El asma es una pequeña obstrucción pulmonar que dificulta la respiración. En dichos casos, el médico suele recomendar unaTERAPIA INHALADA de corticoides o broncodilatadores, en dispositivos de aerosol o polvo, formados por partículas muy pequeñas que llegan a las zonas pulmonares donde se produce la respiración haciéndola efectiva.


Existen varios DISPOSITIVOS en la terapia inhalada, que requieren un correcto uso para que sean efectivos. Estos son los ejemplos más conocidos y aquí te enseñamos a utilizarlos:

 
 
- En POLVO:

Turbuhaler:

  1. Coloca el inhalador en posición vertical y desenrosca la tapa superior.
  2. Procede a cargar el inhalador, girando la parte inferior, primero hacia la derecha hasta que haga tope, y luego hacia la izquierda hasta que se oiga un "click". Ya tenemos el inhalador cargado y listo.
  3. Espira lenta y profundamente, dos veces seguidas sin inhalar, para asegurar que vacías todo el aire de los pulmones.
  4. Coloca el inhalador directamente en la boca e inspira lenta y profundamente.
  5. Retenemos la respiración unos segundos y después respira con normalidad.
  6. Para asegurar que hemos inhalado toda la dosis, puedes repetir los pasos 3, 4 y 5.
  7. Ya puedes tapar y guardar el inhalador.


Accuhaler: dispone de un contabilizador del numero de dosis que llevamos y por tanto sabemos cuantas nos quedan. Además, no necesita flujos de aire inspiratorios tan fuertes como los anteriores.

  1. Lo primero que debes hacer es abrir el inhalador, para ello hay que tirar de la muesca hacia abajo. La superficie interior se desplazará 180º dentro de la exterior, no hay tapas que tengamos que separar. Aparecerá una boquilla y un pasador.
  2. Dejando la boquilla arriba, desliza el pasador hacia abajo hasta oir un "click" y no vuelvas a tocarlo.
  3. Expulsa el aire de los pulmones con dos espiraciones profundas seguidas sin inhalar hasta vaciar los pulmones.
  4. Coloca la boquilla del inhalador entre los labios e inspira lenta y profundamente por la boca.
  5. Retenemos la respiración unos segundos y después respira con normalidad.
  6. Para asegurar que hemos inhalado toda la dosis, puedes repetir los pasos 3, 4 y 5.
  7. Ya puedes cerrar y guardar el inhalador deslizando la muesca sin tocar el pasador.



Handihaler: contiene unas cápsulas a introducir dentro del inhalador que hay que hacer manualmente.

  1. Primero abre el inhalador.
  2. Destapa también la parte de la boquilla y aparecerá un orificio para introducir la cápsula.
  3. Deja el inhalador y saca una sola cápsula del blister.
  4. Introduce verticalmente la cápsula en el orificio del inhalador. Da igual de que lado la introduzcas.
  5. Cierra la parte de la boquilla hasta oir un "click".
  6. Presiona con energia el botón lateral una sola vez. Esto hace que se perfore la cápsula introducida para liberar la dosis de medicamento. Ya está listo para inhalar.
  7. Alejado del inhalador, espira lenta y profundamente para vaciar los pulmones dos veces seguidas sin inspirar.
  8. Coloca el inhalador entre los labios e inspira lenta y profundamente hasta llenar los pulmones. Oirás la cápsula vibrar.
  9. Aguanta unos segundos la respiración y vuelve a respirar con normalidad.
  10. Para asegurar que hemos inhalado toda la dosis, podemos repetir los pasos 7, 8 y 9.
  11. Una vez terminado el proceso, desecha la cápsula y guarda el inhalador.




- En AEROSOL. El principal problema de los inhaladores en aerosol, es la coordinación de la pulsación con la inspiración. Así seria un correcto manejo del dispositivo:
 
  1. Agita el inhalador para asegurar la mezcla entre el propelente y el medicamento.
  2. Quita la tapa.
  3. Coloca el dispositivo en la mano, poniendo el indice o pulgar en el cartucho presurizado y la boquilla de plástico hacia abajo.
  4. Expira dos veces seguidas lenta y profundamente (sin inhalar) para asegurar que sacas todo el aire de los pulmones.
  5. Acercar la boquilla a la boca (1 o 2 cm) o en los labios.
  6. Pulsa el cartucho a la vez que inhalas y coges el aire en una inspiración normal y profunda.
  7. Cierra la boca y mantén la respiración unos segundos.
  8. Respira tranquilamente.
  9. Puedes volver a hacer otra inhalación si lo necesitas.

 
 
 
En los NIÑOS sólo se utilizan inhaladores de aerosol, pero la coordinación de inspiración con la pulsación es difícil, por ello existen unas cámaras espaciadoras, donde se almacena el medicamento inhalado, que permiten la correcta administración y su adecuado uso. También sirven para adultos si les resulta más fácil.
 
  1. Destapa el inhalador (NUNCA en polvo) y encájalo con la cámara de inhalación y la mascarilla adecuada a su edad.
  2. Agita bien el conjunto.
  3. Coloca la mascarilla en la boca y nariz del niño o bebé.
  4. Presiona el cartucho (los médicos suelen referirse a una presión como un "puff") y deja que respire tranquilamente durante 10 segundos.
  5. Si se necesita, se puede volver a pulsar el cartucho y esperar otros 10 segundos mientras respira con normalidad (serian dos "puffs").
 
 
 
 
La LIMPIEZA de la cámara de inhalación es muy importante, ya que de ello depende la efectividad del tratamiento.
No es necesario limpiarla todas las veces que se utilice, pero cuando lo hagamos, nunca la secaremos por dentro con toallas ni papeles, ya que la cámara se cargaría de electricidad estática y la próxima vez que la utilicemos se quedaran todas las partículas del aerosol adheridas a la pared, por lo que no conseguiremos que lleguen a los pulmones.
Para evitar este problema, deja que se seque al aire.
 
Cualquier duda que te pueda surgir no dudes en consultar a tu médico o a nuestro equipo de farmacéuticos y profesionales de la salud.
 
Imágenes Elitta
Publicado en Salud | Comentarios (0)

Comentarios

Deja tu comentario

Nombre
E-Mail
URL
Website
Comentario